Domingo, 22 de octubre de 2017|

18 visitas ahora

 

Amig@s de Mumia en México: "Obama no ha dicho nada a favor de su libertad"

Agencia de Noticias Anarquistas: Usted es parte del Grupo Amig@s de Mumia. ¿De qué manera mantienen alta esta lucha?

Carolina Saldaña: Primero que nada, compa, muchísimas gracias por abrir este espacio para platicar de Mumia, su lucha y su caso que, increíblemente, sigue vigente después de más de 27 años. Aunque Amig@s de Mumia, México realmente no somos un grupo establecido con una lista de integrantes, reuniones regulares, etc., somos varias personas que participamos de una manera u otra en la difusión de su obra y su caso, igual que en la organización de manifestaciones y eventos culturales. Un buen número de compas han pintado mantas, hecho esténciles, hecho performanz, tocado música y preparado comida. Alguna/os tenemos el compromiso con su libertad desde los años ’90 y vario/as fueron detenidos/as en la gran marcha durante la huelga estudiantil de la UNAM en ’99. Unos años después, cuando el movimiento había sufrido un declive, empezamos a traducir al español algunos de sus ensayos y documentales sobre el caso y luego proyectarlos en espacios zapatistas u otros espacios comunitarios, okupas, escuelas, facultades y bares o espacios particulares donde tocan grupos de punk, hip-hop y reggae. Algunos de estos documentales presentan el caso de Mumia y otros tratan de organizaciones relacionadas con su lucha, como los ex-Panteras Negras y MOVE. Desde el 2006 organizamos un mitin cada año ante la embajada gringa el 9 de diciembre, la fecha de su detención en el 1981, y en otras fechas de urgencia en coordinación con las acciones promovidas por su comité de base en Filadelfia, el grupo de Familia y Amigo/as de Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ, por sus siglos en inglés). A veces llevamos sus mantas en marchas más generalizadas, quemamos banderas o hacemos acciones cuando una autoridad como Bush o Obama visite a nuestro país. Hemos hecho varios programas especiales en conjunción con los medios libres y hacemos mucho volanteo. Ahora estamos recolectando firmas para presionar a las autoridades a abrir una amplia investigación sobre las violaciones de sus derechos civiles, dado que la Suprema Corte de Injusticia de la Nación acaba de rechazar su última apelación en abril de este año, dejándole sólo las opciones de cadena perpetua o muerte por inyección letal.

ANA: ¿Creen que Obama derogará la pena de muerte para Mumia e inclusive en los EE.UU.?

Carolina: No. No podemos contar con él o cualquier otro presidente a menos que se desarrolle un fuerte movimiento social que obligue a los políticos a responder. Debo aclarar que en el año 2001 un juez federal revocó la pena de muerte de Mumia precisamente debido al apoyo masivo nacional e internacional que ha recibido. Oficialmente él ahora está condenado a cadena perpetua, pero sigue en el corredor de la muerte y la fiscalía de Filadelfia sigue con sus esfuerzos para reimponer la pena de muerte. Claro, para nosotros/as, ninguna de las dos opciones es aceptable. Lo queremos libre. Hace unos meses, Amy Goodman del programa Democracy Now le preguntó a Mumia si ponía sus esperanzas en Obama, y él respondió: “Pongo mis esperanzas en la gente, porque creo en la gente, porque la gente puede cambiar y puede hacer cambios. Si la gente no se organiza y no protesta, no habrá cambio. No importa quien ocupe la Casa Blanca o el estrado de un juez. Es un hecho. Es la verdad... Como siempre decía el gran abolicionista Frederick Douglass, ‘sin lucha, no hay avance’. Era cierto en aquel entonces y es cierto hoy en día. Sin lucha, no hay nada. En verdad, nada. Entonces, seguimos luchando”.

ANA: ¿Llegó a vuestro conocimiento si Barack Obama antes de ser elegido presidente de los EE.UU. dijo algo a favor de Mumia, de su liberación?

Carolina: No ha dicho nada a su favor. Se pronunció a favor de la libertad de la presa política Aung San Suu Kyi y los presos políticos de Burma. Y como era de esperar, exigió libertad para los presos políticos de Cuba. Pero ni una palabra en apoyo a Mumia u otro preso o presa política de Estados Unidos. Por lo contrario, cuando el columnista Michael Smerconish le preguntó sobre Mumia Abu-Jamal durante su campaña electoral para la presidencia, dijo que no sabía mucho sobre el caso, pero que “si alguien mata a un policía, él merece la pena de muerte o cadena perpetua” (Philadelphia Inquirer, 10 de octubre, 2008). Obama pudo haber dicho “pero si hay evidencia de su inocencia, debería salir libre” o “si hay evidencia de violaciones a su derecho constitucional a un juicio imparcial, él merece un nuevo juicio”. Obviamente su respuesta fue diseñada a ganar votos de los partidarios de “la ley y el orden” que reclaman la muerte de Mumia. Cabe señalar que Smerconish, siempre un fuerte aliado de la policía y colaborador con la viuda del policía Daniel Faulkner en su libro Murdered by Mumia (Asesinado por Mumia), no sólo le preguntó a Obama y a otros candidatos su opinión sobre la pena de muerte en general, sino la pena de muerte para Mumia en particular.

ANA: De todas las actividades a favor de Mumia que han organizado, desde su punto de vista ¿cuál es la más impresionante?

Carolina: A decir verdad, no puedo decir que ninguna de nuestras acciones ha sido muy contundente en términos de amplia participación, presencia en los medios principales o impacto sobre el público en general. Creo que nuestro punto fuerte ha sido la constancia de los varios tipos de acciones. Sin embargo me gustó mucho la jornada de acciones que hicimos el diciembre pasado que incluyó un evento en el zócalo con mucho tamboreo, performanz, rap y volanteo; el mitin ante la embajada y un toquín con música de reggae, rap y hip-hop jarocho. Hubo mucha participación de las y los ex-presos políticos de México, especialmente de Atenco, y mensajes especiales enviados por Gloria Arenas y Jacobo Silva Nogales, todavía encarcelados por motivos políticos. Debo mencionar que todos/as que trabajamos con Amig@s de Mumia, México también apoyamos a las/as presos/as políticos/as de México y que el mismo Mumia también ha escrito sobre las luchas que ocurren en el país y en apoyo a las/as presos/as políticos/as de aquí.

ANA: ¿Internet contribuyó al fortalecimiento de la campaña en favor de los presos y presas en México?

Carolina: ¡Claro que sí! Es nuestra mejor fuente de información. Es muy importante que casi todos los medios libres aquí en México apoyan a los presos y presas políticas del país y del mundo, incluso a Mumia, y que hacen programas especiales al respecto. Las listas de reenvío y los blogs también son muy importantes para recibir y enviar información y para convocar eventos y acciones. El internet, y especialmente la radio por internet y los medios libres en general también tienen un papel crítico en la difusión internacional de la obra de Mumia. Como muchos ya saben, él ha tenido que pelear constantemente para poder escribir y publicar sus escritos y ha sufrido muchos castigos por eso. Desde 1989 hasta 1996, Noelle Hanrahan de Prison Radio y otras personas lograron entrar en la prisión, grabar sus radioensayos, hacer videos y sacar fotos, pero en 1996 todo esto fue prohibido. Entonces Amy Goodman de Democracy Now concibió el método que ahora se usa. Él habla por teléfono a Prison Radio o el Block Report o Democracy Now u otra estación de radio, por lo regular radio por internet, para que la gente de estas estaciones graben y difunden sus ensayos y, a veces, entrevistas.

ANA: ¿Sabe si los artículos escritos por Mumia pasan por algún sistema de censura?

Carolina: En este momento, que yo sepa, el contenido de sus artículos no está censurado directamente, es decir, no hay nadie que tache unas líneas en un artículo, pero a veces cortan las comunicaciones y claro, durante todos estos años ha habido muchos intentos para silenciarlo. En 1993, por ejemplo, él fue contratado por la Radio Nacional Pública (NPR, por sus siglos en inglés) para hacer una serie de comentarios para el programa Todo Considerado, pero la serie fue cancelada debido a la presión de la Orden Fraternal de la Policía y el Senador federal Bob Dole, quien amenazó con cortar el financiamiento a NPR. Como resultado, Noelle Hanrahan y Prison Radio grabaron los artículos en un disco, “Todo Censurado” y publicaron un libro del mismo nombre. La Orden Fraternal de la Policía, en conjunción con la viuda Maureen Faulkner, también han hostigado a las editoriales y medios independientes que han difundido sus escritos. Por ejemplo, cuando Addison-Wesley publicó su primer libro En Vivo desde el Corredor de la Muerte, ellos contrataron a un helicóptero para volar alrededor de sus oficinas con una manta que decía “Addison-Wesley apoya a los matones de policías”. El 2 de junio de 1995, el ex gobernado de Pensilvania Tom Ridge firmó la primera orden de ejecución, que resultó en la confiscación de todos los papeles y pertenencias de Mumia, la prohibición de visitas excepto por sus familiares y su abogado y la prohibición de acceso a la biblioteca de derecho. Un día después, Mumia fue acusado y castigado por “escribir y practicar el negocio o la profesión del periodismo”. Con eso, perdió su derecho a llamadas telefónicas, radio y televisión justamente antes de que pensaran ejecutarlo. Por fin, él ganó el derecho a escribir, pero la prisión prohibió que alguien entrara a grabar sus ensayos o tomar fotos o videos de él o cualquier otro preso en las prisiones de Pensilvania. Por fin Amy Goodman del programa Democracy Now pensó en la alternativa de que él podría hablar por teléfono a una estación de radio que grabara sus ensayos. En algunos casos, sin embargo, las llamadas han sido cortadas, por ejemplo cuando él mandaba saludos a los independentistas puertorriqueños liberados en 1999. El hostigamiento ha sido constante. Ahora tiene una máquina de escribir, pero en ciertos momentos ha tenido que escribir todo con la parte interior de un bolígrafo, y escribirlo dos veces por si acaso las autoridades “pierdan” los documentos. Una señal ominosa de que las autoridades piensan renovar su campaña para prohibir sus escritos, si es que no logran matarlo, se nota en un reciente artículo de un periodista que colabora con la Orden Fraternal de Policía, titulado “El otro crimen de Mumia Abu-Jamal”: escribir.

ANA:¿Hay algún libro de Mumia que le gusta mucho? Carolina: ¡Todos! Está excelente su nuevo libro Jailhouse Lawyers sobre los presos que aprenden a ser abogados y defienden a otros/as presos/as, pero el que más me gusta es Queremos Libertad: Una Vida en el Partido Panteras Negras, primero traducido al español en Cuba, donde se vendió como pan caliente, y después por Virus en Barcelona. Mumia logra una combinación de historia, ideas, análisis y experiencia personal que muestra por qué el FBI consideró al partido como “la amenaza número uno a la seguridad doméstica de Estados Unidos” e hizo todo lo posible para destruirlo. Otra cosa que me gusta es que él logra comunicar la experiencia diaria, no de los líderes del partido, sino de los/as muchos/as desconocidos/as y conocidos/as Panteras, descendientes de esclavos rebeldes, hijos e hijas de Malcolm X con una fuerte influencia anti-colonialista de Franz Fanon, quienes promovieron una revolución en Estados Unidos. Describe con muchos ejemplos cómo vivieron colectivamente; trabajaron en sus comunidades para servir a su pueblo (es decir, el pueblo africano-americano); reclamaron su derecho a la auto-defensa y enfrentaron a la policía. Otro punto fuerte es que Mumia enfatiza mucho la participación valiosa de las mujeres, quienes eran 60% del partido. De hecho, él solicitó escritos suyos que incluye en el libro. También enfatiza el enfoque internacionalista del grupo mientras buscó un cambio revolucionario que les daría libertad e independencia del poder blanco y capitalista en Estados Unidos. Menciona que aunque hubo muchos otros grupos importantes en el movimiento de liberación negra, tal vez los Panteras eran el que más queda en la consciencia colectiva como un ejemplo de resistencia. Realmente es uno de los mejores libros que jamás he leído.

ANA: ¿Aprendió alguna lección con Mumia? ¿Algo que admire?

Carolina: Una cosa que he aprendido y que admiro tremendamente sobre él y sobre muchos presos o presas políticas aquí en México y en el mundo es que a pesar de vivir muchísimos años en las condiciones más denigrantes, sujetos a violencia y abuso y humillaciones diariamente, en condiciones diseñadas a quebrantar el espíritu - en cada momento uno tiene la opción de vivir con dignidad y de resistir a su manera, y que es posible y necesario hacer esto. Me asombra que Mumia en particular ha logrado un nivel de participación tan alto en las luchas actuales del mundo, tal vez en parte debido a su don de escribir y a un fuerte núcleo de apoyo de su comité de base en Filadelfia y de comunicadores que graban y difunden sus ensayos, y también debido a su constante esfuerzo. Lee y escribe diario y pone en práctica el principio de solidaridad. Me acuerdo que en una entrevista, él dice que cuando era reportero para el periódico Pantera Negra, él aprendió que lo más importante es siempre escribir desde abajo y contra el poder. Para mí es una lección valiosa y ayuda a explicar su estilo claro y directo de escribir.

ANA: ¿Podría describir cómo transcurre un dia de Mumia en la prisión? ¿Se le permite salir de la celda, del corredor de la muerte?

Carolina: Desde 1995 está en el corredor de la muerte de la prisión ultra-moderna de SCI Greene, lejos de la ciudad de Filadelfia, su hogar. Vive en una pequeña celda de acero con una tabla de acero que es su cama, un colchón delgado, un lavabo y un excusado. La celda está herméticamente sellada, es decir, no hay sonido. No hay comunicación con los otros presos excepto tal vez el preso en la celda adjunto. No hay ventana. Casi nunca ve la luna o las estrellas. Las luces siempre están prendidas. Una cámara graba cada instante de su vida, día y noche. En este momento tiene tele y radio. Nunca ha tenido computadora. (Se ríe porque a veces la gente que le escribe le recomienda una dirección del internet.) Sale de su celda una o dos horas diarias entre semana para tomar ejercicio en lo que llaman “la jaula de perros”, una estructura de alambre. Ha comentado que disfruta de jugar el frontón y que nunca pierde la oportunidad de salir de su celda aunque muchos presos se deprimen al grado que nunca salen. Tengo la impresión que ahora tiene algo de contacto con otros presos durante los periodos de ejercicio y tal vez en la biblioteca de derecho, pero no estoy segura. Cada vez que salga de su celda, lleva una pesada cadena alrededor del cinturón que se extiende a las manos y los pies, maniatados con otras cadenas. Antes y después de cada visita, hay revisión de cavidades. Obviamente el propósito es la humillación porque no hay contacto físico con las visitas. Recibe todas sus visitas a través de una gruesa plexiglass. Tal vez lo más cruel es que en todos estos años no ha podido abrazar, ni tocar a sus seres queridos. Un pequeño pero importante cambio se hizo hace más o menos un año después de que el arzobispo Desmond Tutu le visitó y salió llorando al verlo encadenado como una bestia. Tutu puso el grito en el cielo y como resultado, Mumia y los otros presos en el pasillo de la muerte ahora no reciben sus visitas en cadenas.

ANA: ¿Un mensaje final?

Carolina: La Suprema Corte de la nación se negó a escuchar su caso el pasado abril, dejando en efecto las decisiones de las cortes inferiores en 2001 y 2008 de negarle el nuevo juicio que él buscaba para comprobar su inocencia en la muerte del policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981. En el 2001 un juez revocó la pena de muerte, dejándolo oficialmente con cadena perpetua; dijo que si la fiscalía de Filadelfia busca la pena de muerte de nuevo, tendrá que celebrar una audiencia y esta decisión fue avalada por la corte de apelaciones en el 2008. Es una ominosa señal que la Suprema Corte todavía no decide si va a escuchar la apelación de la fiscalía para reimponer la pena de muerte sin audiencia alguna. De todos modos, no aceptamos la pena de muerte, tampoco una sentencia de cadena perpetua. Lo queremos en la calle, igual que todos nuestros presos y presas políticas.

Hace falta el apoyo de cada quien a su manera - acciones ante las embajadas y consulados, difusión de sus escritos, pintura, música, proyecciones de documentales, etc. Acuérdense que el 9 de diciembre es un día internacional para hacer acciones y, claro, si la Suprema Corte permite la pena de muerte habrá manifestaciones de urgencia. Una manera de apoyar es firmar una petición en línea en esta dirección.


Más información sobre el caso Mumia: www.freemumia.com y www.abu-jamal-news.com

Sus radioensayos se escuchan en www.prisonradio.org y, en español, en www.noticiasdelarebelion.info, www.zapote.radiolivre.org, www.regeneracionradio.org, www.cmldf.lunasesta.org, www.kehuelga.org, www.mexico.indymedia.org, www.kaosenlared.net y www.lahaine.org.

Internationally Concerned Family and Friends of Mumia Abu-Jamal: icffmaj@aol.net

Amig@s de Mumia, Mexico: presoslibertad@riseup.net

Liberación Total

------

x Agência de Notícias Anarquistas