Miércoles, 23 de agosto de 2017|

2 visitas ahora

 

Apoyo Mutuo

Colectivo Apoyo Mutuo

Somos una organización amplia de militantes con participación en movimientos sociales con intención de generar un discurso y programa común no institucional, para unificar y construir una línea revolucionaria y libertaria con clara vocación de mayorías. Además, desarrollará una labor formativa entre sus integrantes e impulsará nuevos movimientos o frentes cuando el contexto lo requiera con objetivo de una transformación social en base a una democracia de personas libres e iguales, entendida como:

Democracia económica, un modo de producción que sustituya al capitalismo por la economía de propiedad colectiva, gestionada por productores y consumidores de forma cooperativa, en una relación con el entorno natural desde el respeto y no desde la depredación que fomenta el modelo capitalista.

Democracia política, con un modelo que sustituya al Estado por la decisión confederal en pie de igualdad de todas las personas que habitan cada territorio, combatiendo y eliminando todo tipo de dominio de clase, patriarcal o étnico.

Nuestra red pretende funcionar como un método de coordinación, análisis y formación de las personas que la integran. Desde ella, pretendemos aportar a los movimientos populares, porque quien debe llevar a cabo la tarea de la transformación social debe ser el pueblo organizado, acumulando progresivamente experiencia y recursos en base a un programa y a las tácticas necesarias para llevarlo a cabo, ejerciendo desde ya un poder popular que pueda ser germen de esa otra sociedad. Entendemos ese poder popular como el poder del pueblo organizado en las más diversas formas de participación para la toma de decisiones en todos sus ámbitos (político, económico, social, ambiental, organizativo, internacional) y para el ejercicio pleno de su soberanía. Un poder que supere el marco político e institucional establecido.

Creemos que para impulsar nuestras ideas es necesario acabar con la dispersión organizativa que vive nuestro ámbito desde hace mucho tiempo y, a continuación, actuar conjuntamente en base a un programa común. A partir de ese programa, podremos desarrollar las estrategias y tácticas que se estimen oportunas para acercarnos al objetivo. Entendemos por programa simplemente el pasar a papel unos objetivos (a corto, medio y largo plazo), unas reivindicaciones, teniendo en cuenta por un lado unos objetivos asumibles y parciales, y por el otro, unos objetivos finales, con su consecuente temporalización en forma de “hoja de ruta” con la cual se pueda desarrollar un plan estratégico de acuerdo con estos objetivos. Este programa tiene que surgir de un debate amplio que supere los límites de la propia organización, que esté en continua revisión y vaya actualizándose para no perder el hilo de los acontecimientos.

Actuar coordinadamente es básico para que haya una tendencia estructurada que apunte hacia la transformación social que defendemos y que impida que la lucha social sea absorbida o recuperada por tendencias no rupturistas que inevitablemente también existen en todas las organizaciones de clase, plurales por definición. Es en ellas donde debemos actuar, de forma clara y honesta, demostrando en la práctica que nuestras propuestas son factibles y deseables.