Sábado, 21 de octubre de 2017|

4 visitas ahora

 

Colin Ward o como construir la anarquía hoy (1924-2010)

El anarquista, académico y periodista británico ha muerto el 11 de febrero

Colin Ward fue siempre atento a las formas como la sociedad ya funciona cooperativamente, y nos incitó a entender tales impulsos y experimentos como un potencial latente para el anarquismo. Algo de lo que usualmente pasa como enfoques de sentido común de la educación, arquitectura u organización social son temas que Ward tocó en su trabajo y desde entonces está en nuestra conciencia popular. Muchos de nosotros hemos sido tocados por la obra de Ward, a veces sin siquiera darnos cuenta.

Ward ciertamente creía que existen tiempos y lugares donde se debe enfrentar al estado, pero el suyo era un anarquismo que era al mismo tiempo constructivo, creativo e inmensamente práctico. Logró llamar la atención de mucha gente fuera del movimiento anarquista.

Después de la II guerra mundial, Colin se aproximó al legendario semanario Freedom (creado por Kropotkin, a fines del S XIX y hasta hoy pervive -www.freeedompress.org.uk), donde contribuyó periódicamente. Sus tempranos reportajes periodísticos se referían al movimiento okupa británico de los años 40’s, que para consternación del gobierno laborista, miles de trabajadores respondieron a la escasez de vivienda, tomando y adaptando bases militares en desuso. Ward los veía como un ejemplo de lo que posteriormente llamaría "anarquía en acción": autogestión directa y cooperativa.

Entre 1961-70, Colin Ward editó Anarchy, seguramente la más interesante revista teórica anarquista publicada en Reino Unido. A través de la revista, Colin maduró las ideas que culminarían en su libro "Anarchy in action" (1973), uno de los fundamentales en su obra.

Todas las sociedades, afirmaba Colin Ward, son plurales; ellas resuelven problemas y satisfacen necesidades, utilizando una variedad de mecanismos. Usan técnicas comerciales y de mercado; usan la autoridad y técnicas burocráticas y directivas, y también utilizan técnicas mutualistas, de ayuda mutua y de cooperación autogestionada.

"Anarquía" para Colin es simplemente cualquier espacio social en la que las técnicas de mutualidad predominan; un espacio social en el cual la gente entra (y sale) libremente; se relacionan como iguales; y hacen algo creativo para resolver un problema, satisfacer una necesidad o solo disfrutar de la creatividad en si misma. Y el objetivo del anarquismo es intentar empujar e impulsar a la sociedad en la dirección de mayor anarquía en este sentido.

Así, Colin enfatizó que la anarquía en los hechos ya está en gran parte de nuestro mundo social, incluyendo las diversas formas asociativas, mutualistas, igualitaristas y de espacios sociales cooperativos. Y su propaganda frecuentemente estaba orientada a mostrar como algunos problemas sociales relevantes podrían ser mejor enfrentados con técnicas de auto ayuda libre y cooperativa.

En el tema de la vivienda, Ward fue crítico de los esfuerzos estatales británicos, liderizados por especialistas en vivienda provenientes de la clase media, para proveer vivienda a las clases trabajadoras. En este contexto, apoyaba las experiencias de la izquierda alternativa de cooperativas autogestionadas, como las cooperativas de inquilinos, así como proyectos autoconstruidas y la "okupación". Señaló repetidamente la ilógica de los gobiernos locales, a menudo controlado por los laboristas, que preferían destruir viviendas sociales no utilizadas que permitir sean ocupadas por los "okupas".

Por otro lado, Colin Ward se oponía fuertemente al perfeccionismo anarquista, la visión de que la anarquía debería ser para "todos o para nadie". Su concepción de la anarquía y el anarquismo le permitía presentar la anarquía no como el "todo o nada" sino en términos de "más o menos".

Asimismo, estuvo profundamente interesado en la ciencia social empírica. La disponibilidad de técnicas anarquistas para atacar los problemas sociales, era para Ward, una hipótesis de trabajo, que debía ser validada por la investigación.

Su propia investigación gradualmente tomó un carácter histórico, al buscar documentar y explorar la forma como la gente ordinaria ha realizado usos "no oficiales" de su medio ambiente. Ward ponía especial énfasis en la creatividad de la gente ordinaria y las formas como usamos la energía inventiva para transformar nuestros ambientes. No tenía problemas en imaginar una sociedad inmersa en la libertad y el orden espontáneo, porque sabía que la libertad y el orden espontáneo era lo que sostenía a la sociedad en primer lugar, aun si a veces debía tomar una forma atrofiada.

Uno se sus libros más influyentes y leídos es "the child in the city" (el niño en la ciudad -1978), donde expresa amorosamente la forma como los niños realizan sus propios usos creativos de los ambientes urbanos con los que son confrontados.

Colin realmente apoyó la confluencia de dos tradiciones; por un lado, él fue formado por la tradición teórica del anarquismo, conocía a los clásicos, especialmente el texto de Kropotkin "Campos, fábricas y talleres". Por otro, Ward estaba también animado por las difusas tradiciones de las clases trabajadoras y tradiciones autogestionarias para hacer que las cosas funcionen, para hacer el mundo mejor en una forma simple, pero medible. Buscó llevar estas tradiciones al diálogo, para su mutuo beneficio.

Los temas sobre los que Ward escribía -anarquismo, vivienda, ambiente, transporte, arquitectura, usos no oficiales del espacio, la educación de los niños- estaban siempre lleno de ejemplos positivos de la forma como la gente vive ahora, y la manera como podemos vivir en el futuro. Muchos veían en él la evidencia que había más vida que la protesta permanente; como Gustave Landauer, Colin consideraba que el estado es una relación y de lo que se trata es construir otro tipo de relaciones sociales, y con Paul Goodman estaba de acuerdo cuando este observaba que ’una sociedad libre no puede estar en la sustitución por un "nuevo orden" del viejo orden; ella debe ser la extensión de la esfera del libre actuar, hasta que haya cambiado la mayor parte de la vida social’.

Elaborado en base a los siguientes textos homenaje:

NN (2010) Colin Ward: pioneer of mutualism; http://www.nextleft.org/2010/02/col... Walke, Jesser (2010) Colin Ward, RIP; http://reason.com/blog/2010/02/17/c...

Tonkin, Boyd (2010): The good life of a gentle anarchist;

http://www.independent.co.uk/arts-e...