Martes, 19 de septiembre de 2017|

5 visitas ahora

 

Comunicado de la Asamblea de Casablanca ante el desalojo

Comunicado de la Asamblea de Casablanca ante el desalojo

Hoy, 19 de septiembre, a las 7 de la mañana, la policía ha desalojado por la fuerza y sin previo aviso el Centro Social Okupado y Autogestionado Casablanca, situado en la calle Santa Isabel 21-23.

Este desalojo ha sido totalmente ilegal. Un juzgado de instrucción y la Audiencia Provincial de Madrid archivaron en firme la causa penal que inició la propiedad del edificio. Es ilegal que se haya abierto de nuevo esa causa y es ilegal que no nos hayan notificado la resolución de desalojo.

En dos años y medio, Casablanca ha sido un lugar de encuentro abierto a todas las personas del barrio de Lavapiés y de la ciudad, así como de creación y desarrollo de conciencia política y social. Trabajando y creando un espacio seguro y un referente de solidaridad, apoyo mutuo, autogestión, horizontalidad, autonomía, cuidados y asamblearismo. El centro social ha sido construido desde la convicción de que otro mundo es posible, rechazando este sistema capitalista, corrupto y patriarcal.

En el CSOA colaboran más de 30 colectivos, desarrollando proyectos relacionados con:

Creación y pensamiento crítico: Casablanca ha servido como espacio de encuentro a diversos grupos de trabajo y asambleas populares de barrio, así como de movimientos estudiantiles, a través de infinidad de charlas, jornadas de aprendizaje, de empoderamiento y de denuncia social.

Educación: un proyecto para la convivencia y aprendizaje libre con niñas y niños de dos a seis años (“Tartaruga”), un proyecto de cooperación entre padres y madres para el cuidado de bebés menores de un año (“Casa común”), un proyecto de enseñanza de español para migrantes (“La Biblio”), talleres de lectura, un proyecto de gestión de préstamo de los más de 10.000 libros donados popularmente durante el campamento de Sol e intercambio de libros de texto, en el que más de 200 personas en situaciones de necesidad participaban cada miércoles (“BiblioSol”), el Archivo físico de Sol…

El autoaprendizaje, como alternativa al modelo de consumo: un taller de costura, de construcción, de reparación de bicicletas, de serigrafía, de revelado fotográfico (“Revelarte”), de informática...

El arte, la cultura y el cuidado personal: talleres de teatro (“Tombuctú”, “Impro de teatro” ), de baile (“Laboratorio de danza”), de yoga, de cultura queer (“Taller de Tango Queer”), de swing, de hip-hop, cine (Cinema Casablanca)...

El desarrollo social: un proyecto de apoyo entre personas seropositivas (“Crítica VIH Madrid”), una oficina de ayuda legal a colectivos migrantes, varios grupos de mujeres, la Oficina de Okupación de Madrid, grupo de teatro de denuncia social (“Distopía”),...

Las alternativas al modelo de consumo: tienda gratis, grupos de consumo (“Tomarte Rojo”, “BAH”), huerto urbano, comedor vegano, taller de bicis...

Sería imposible nombrar a todas las personas y colectivos que han pasado por aquí en estos dos años y medio.

Todo esto ha tenido lugar en un inmueble cerrado, propiedad de la constructora Monteverde S.L., que compró lo que era un colegio para convertirlo en viviendas de lujo. Pero llegó el estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis y fueron incapaces de seguir especulando con el mismo, quedando el edificio cerrado durante más de tres años. Esta empresa, implicada en procesos de corrupción (Operación Malaya II), forma parte de los verdaderos responsables del actual contexto político-económico. Por ello, el proyecto de Casablanca tiene la legitimidad de la que ellos carecen.

La línea política de Casablanca, que ha venido trabajándose desde hace años en La Escoba (2006), La Alarma (2007), Malaya (2008) y La Mácula (2009), se ha desarrollado, se ha transformado y sigue siendo hoy un proyecto político y en lucha. Esta línea siempre ha creído y trabajado en el desarrollo y articulación de redes fuera del sistema mercantilista. Creemos en el trabajo colectivo cómo medio de consecución de autogestión de nuestra vida y en el apoyo mutuo. Defendemos el modelo de cooperación cómo alternativa al modelo de competencia y pensamos continuar en la lucha.

Somos conscientes de que este desalojo no ha sido casual. Es producto de un proceso de represión creciente amparado en los dispositivos del miedo, estrechamente relacionado con los últimos llamamientos a la desobediencia civil en demanda de la recuperación de la soberanía popular. En este contexto, el desalojo de Casablanca hoy forma parte de la estrategia con las que las élites de poder económico y político afrontan una nueva etapa de la movilización social. Quienes queremos construir una realidad diferente hemos pasado de una posición de resistencia a una de confrontación directa, de la que el 25S supone el punto de inflexión. Si hemos llegado aquí es porque llevamos muchos meses trabajando, intercambiando, conociéndonos, luchando; hemos dejado de ser gentes y colectivos fragmentados. Por ello este centro social ha sido uno de los espacios en que esto ha tenido lugar, pero el desalojo no significa el fin de lo que hay.

Un desalojo, otra okupación.

Asamblea del CSOA Casablanca


Os adelantamos información:

En el edificio de la C/Santa Isabel no había nadie en el interior, a pesar de lo que dice la policía, cuando se comenzaba su desalajo entorno a las 7h de la mañana de hoy 19 de septiembre.

Ha comenzado a concentrarse gente alrededor del edificio en la calle Santa Isabel. En el extremo sur de la calle,junto al colegio, la policía ha comenzado a empujar y echar a las personas allí concentradas y varios testig@s nos han confirmado la detención de un vecino que preguntaba por lo que estaba ocurriendo.

Han sido decenas las personas que se han acercado a apoyarnos y a colaborar en sacar el material del edificio. La policía no nos ha dejado sacar todo lo había en el interior, quedando más de 10000 libros de BiblioSol en su interior, así como material de teatro y otras muchas cosas.

Son miles las personas que nos han mostrado su apoyo desde infinidad de sitios de todo el planeta. A tod@s vosotr@s, gracias.

Queremos confirmar que La Audiencia Provincial de Madrid había archivado el caso, dejando claro que no existía ningún delito de usurpación, por lo que tampoco procedía ninguna medida cautelar como el desalojo.Sólo cabía la posibilidad de un procedimiento civil y un posible desahucio. Sin embargo, Monteverde SL, prefirió seguir la justicia por su cuenta y denunciar en un juzgado distinto, el 38, para intentar que hiciera un claro caso de intromisión de funciones. Lo ha conseguido y se demuestra aquí otra vez, que la Justicia del estado español es una autentica patraña. En esta misma web podeis ver información de Monteverde SL, dueña del teatro Albeniz, del Hotel Madrid y del Edificio Catalunya de la Plaza de España de Barcelona, entre otros edificios abandonados que tiene.

Sin más, trataremos de ir informando de las próximas novedades. y no os preocupeis...que... ¡Un desalojo, otra okupación! Casablanca Vive, la lucha sigue. Y otra vez, gracias a todas aquellas que habeis hecho posible Casablanca y las que habeis mostrado en la mañana de hoy vuestro apoyo de alguna u otra manera. Os pedimos por último que difundais este escrito informativo y todas las convocatorias e informaciones que aquí plasmemos. ¡Nos vemos en las calles!


- Fotografías sobre el desalojo publicadas en Diagonal, realizadas por Alvaro Minguito