Miércoles, 28 de junio de 2017|

3 visitas ahora

 

Contra la represión (Granada)

Comunicado de Stop Represión en respuesta a la detención de un compañero en Granada

Movimiento 15M. Asamblea de Granada, 12/12/2013

Ayer, 12 de febrero de 2014, después de la concentración convocada en Granada para denunciar la actuación de la Guardia Civil y del Ministerio del Interior los pasados días en Ceuta (actuación que se ha saldado con más de una decena de personas muertas). Dos compañeros fueron abordados en calles aledañas por al menos 5 policías de la unidad especial de antidisturbios. Uno de los compañeros fue detenido y conducido a comisaría, donde ha pasado la noche sin que la policía revelara el motivo de su detención, ni a familiares ni a su abogado. Esta mañana fue trasladado a medio día a los Juzgados de la Caleta para prestar declaración frente al juez. Le acusan de desórdenes públicos, daños en el mobiliario urbano y atentado a la autoridad durante la concentración de apoyo al barrio de Gamonal que tuvo lugar en Granada el pasado 17 de enero.

Consideramos necesario denunciar la actuación policial por las detenciones en la calle y la falta de información. Ambas cuestiones suponen una grave indefensión del detenido. Además, hemos sabido que las diligencias policiales tras la concentración de apoyo a Gamonal fueron incoadas el día 22 de enero y archivadas el día 26 de enero al no poder la policía hacer responsable a nadie por lo sucedido y fueron abiertas ayer mismo tras reconocer a este compañero en la concentración contra lo sucedido en Ceuta. Esto pone de manifiesto la arbitrariedad de las actuaciones policiales, cuyo último objetivo es dejar claro que los procesos para castigar a cualquiera que se manifieste en contra de las actuaciones del gobierno son totalmente flexibles según sus antojos. Para ir aún más lejos, también tenemos constancia de que los policías le acusan de arrojar una piedra contra ellos en la concentración del pasado 17 de enero, teniendo éstos en su posesión dicha piedra y fotografías que lo atestiguan. Sin embargo, también tenemos constancia de que en dichas fotografías la persona que aparece no es el compañero detenido. También acusa la policía al compañero de avivar ese día un fuego de cartones con un aerosol usándolo como lanzallamas, sin prueba alguna.

Todo esto constituye un grave acoso policial y gubernamental contra personas cuyos únicos delitos son solidarizarse con las injusticias y protestar contra campañas de recortes de derechos sociales. Pero esto no es más que la punta del iceberg, dado que la oleada represiva que venimos sufriendo los últimos años no deja de crecer y expandirse. Denunciamos las multas por participar en protestas sociales como desahucios, manifestaciones, etc..., las cuales no hacen más que demostrar la existencia de listas negras policiales, con nombres de personas activistas y militantes, cuyo único delito es luchar contra los abusos del poder y los recortes de derechos. Además, condenamos la violencia policial durante las protestas sociales, claro síntoma del funcionamiento pleno del aparato represor del gobierno, tanto éste como el anterior. Y por si fuera poco, la represión a cualquier conato de protesta o movilización queda también patente en las reformas legislativas que están sobre la mesa del gobierno, reformas encaminadas no sólo a callar de la forma más tradicional y fácilmente reconocible, sino también a invisibilizar la dura represión que ejercen contra el pueblo, a endurecer las penas y a aumentar la indefensión legal y administrativa de las personas.

Que detengan a un compañero por la calle por sucesos supuestamente ocurridos semanas atrás, que pase una noche en el calabozo o que nieguen información sobre su detención no es más que un pronóstico de lo que queda por venir, porque mientras que salgamos a la calle y les hagamos frente, ellos mantendrán y aumentarán sus herramientas represoras.

Ante los hechos sucedidos, el grupo Stop Represión Granada quiere manifestar su apoyo al compañero detenido y su incondicional lucha contra la represión estructural que nos viene desde arriba: ni multas, ni palos ni detenciones nos van a callar.

Grupo Stop Represión del 15M de Granada


El compañero Esteban tuvo el pasado 11 de febrero una vista judicial. Esta es la noticia sobre el caso.

¡MULTAN A ESTEBAN EN GRANADA... PERO ÉL ESTABA EN MADRID!

El 30 de enero de 2012 el Grupo Stop Desahucios del 15M de Granada realizó una protesta en las sucursales del Banco Santander de la calle Recogidas y Gran Vía, a la que acudieron más de 100 personas. La razón de la concentración fue mostrar solidaridad a dos familias en riesgo de desahucio y pedir una solución a la entidad para ambos casos, después de que ésta se negara en varias ocasiones a la búsqueda de acuerdos. Aunque en un principio la concentración comenzó a las 11:00 horas en la sucursal del Banco Santander de la calle Recogidas, la presencia de efectivos policiales en la puerta obligó a ésta a trasladarse a la sede de Gran Vía, donde bajo el lema ‘Este banco estafa, engaña y echa a la gente de sus casas’ los participantes entraron al interior para corear otras frases contra los desahucios, la élite banquera o los indultos a sus directivos. A pesar de que no se registraron incidentes, la Subdelegación de Gobierno abrió algunos procedimientos sancionadores, imponiendo multas por “desórdenes públicos graves” no sólo a algunos de los participantes... sino incluso a personas que no estuvieron.

Es el caso de Esteban, por el que estamos protestando hoy. Él ya no vive en Granada desde hace tiempo, pero es un conocido activista social y político de los años anteriores, habiendo participado en diferentes movilizaciones. Su multa tiene una característica muy “peculiar”: Esteban ese día no se encontraba en Granada. A pesar de ello, bastó con que algunos agentes de la Policía Nacional afirmaran haberlo identificado visualmente en la concentración para que fuera sancionado con una multa de 602 euros. Aunque Esteban recurrió dos veces ante la Subdelegación de Gobierno y una tercera ante el Ministerio de Interior, fundamentando su inocencia, las alegaciones siempre fueron rechazadas. Y es que el derecho administrativo se rige por el principio de “presunción de veracidad”, por la cual si un policía declara haberte visto infringir una ley, eres tú quien tiene que demostrar lo contrario. Y aun haciéndolo, puedes ver rechazadas tus alegaciones. Eso se debe a que los primeros tres recursos se hacen ante la misma administración que ha conminado la sanción, la cual no tiene ningún interés en reconocer su error. A esas alturas, es necesario solicitar un contencioso administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso. Después de más de un año de papeleos, trámites, gestiones, desgaste físico, emocional y de tiempo, tocará pagar 150 euros (a menos que tengas acceso a la justicia grautita) y por fin se podrá tener acceso a un juicio más equilibrado. Llama la atención que el 15M en Granada haya ganado todos los contenciosos solicitados hasta ahora, evidenciando la existencia de un acoso evidente hacia él.

La práctica de la “burorrepresión” (represión mediante multas), sin quitar nada a la medidas más “tradicionales” -palos, detenciones, encarcelamientos preventivos- se ha convertido en praxis común en los últimos tiempos. La estrategia de los gobernantes se está orientando cada vez más hacia una represión silenciosa, invisible y no tan llamativa, para conseguir de manera más eficaz el objetivo de castigar a ciudadanos y movimientos sociales por su compromiso activista, amendrentarlos para impedir que vuelvan a manifestarse y crear miedo entre la población para acabar con la lucha social por los derechos de tod@s. En esta dirección va la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, que amplía tanto el abanico de las conducta sancionables como la cuantía de las multas. Una vez más denunciamos lo que el acoso policial a Esteban, de una manera tan descaradamente injusta, hace evidente: la existencia de listas negras, archivos ilegales de la policía que incluyen datos de diferentes personas que participan de las movilizaciones sociales en nuestra ciudad. Sólo en Granada, desde que se iniciaron las movilizaciones en torno al Movimiento 15M, alrededor de 90 ciudadan@s acumulan más de 150 multas (por una cuantía de 50.000 euros), muchas de ellas por identificación visual. Hoy 11 de febrero, ante la realización del juicio contencioso, queremos manifestar nuestra solidaridad con Esteban y con tod@s l@s que luchan, así como denunciamos una vez más la existencia de las listas negras y hacemos responsable de esta persecución tanto a Antonio Cruz como a Santiago Pérez, anterior y actual Subdelegado de Gobierno en Granada.

EL GOBIERNO MULTA, HACIENDA COBRA.
FRENTE A SU REPRESIÓN ECONÓMICA Y LISTAS NEGRAS NUESTRA LUCHA.
GRUPO STOP REPRESIÓN - 15M GRANADA


Bono de apoyo: No a la criminalización de la protesta social
Ya podéis conseguir en la B.S. Hnos. Quero el bono de apoyo, que en forma de libreta, se ha elaborado como forma de apoyo a la campaña contra la criminalización social y a la caja de resistencia de la Asamblea del Realejo y Barranco del Abogado (15M Granada).

¿Cómo puede ser un delito decir “basta ya” a las injusticias? ¿Cuántas multas puede soportar una persona en paro o precaria? ¿Quién tiene la posibilidad de defenderse si para ello hay que pagar las nuevas tasas judiciales?

Leer más

Ilustración: El afilador de Kazimir Malevich (1912)