Sábado, 27 de mayo de 2017|

7 visitas ahora

 

Crónica del IV Encuentro del libro anarquista de Salamanca

Crónica del IV Encuentro del Libro Anarquista de Salamanca

Entre el 12 al 14 de agosto, se desarrolló en Salamanca el 4º Encuentro del libro anarquista. En el mismo se realizaron varias actividades de temática cultural libertaria, que incluyeron: la presentación de varios libros recientemente editados, un recital poético, concierto de cantautores, feria del libro y la proyección de un documental sobre las macrocárceles.

En esta edición, los organizadores, continuando con el objetivo de llevar el Encuentro cada año a un punto distinto de la ciudad, eligieron como lugar de los actos el Centro Cívico del barrio de “Puente Ladrillo”, realizándose así mismo la feria del libro en el aledaño parque de Tomás Bretón a la cual asistieron distintas distribuidoras y librerías de todo el Estado. Aunque este año sí se observó la asistencia de menos participantes que en otras ediciones, continuó existiendo el fantástico ambiente cultural y fraternal que caracteriza al Encuentro del libro salmantino.

Comenzaron los actos un viernes, con la inauguración del Encuentro por parte de los organizadores, quienes agradecieron y animaron a la asistencia al mismo, hablando además de problemáticas locales, en especial la ordenanza cívica de la ciudad, que está represaliando duramente desde su aprobación hace 3 años a todos los colectivos sociales y vecinales que se atreven a hacer uso legítimo de la calle para sus actividades. A continuación un compañero chileno presentó el libro “Rebeldía, subversión y prisión política. Crimen y castigo en la Transición chilena (1990-2004)”, describiéndonos la situación política, carcelaria y revolucionaria que vivió el país andino tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.

Por la noche el militante libertario y poeta jienense Juán Cruz López, coordinó un recital poético, en el cual leyó sus poesías y también varias de otros poetas, la mayoría relacionadas con la lucha, la desigualdad social y la problemática humana (en especial aquella que atañe a la práctica totalidad de la sociedad, es decir a los trabajadores), al final de la velada varios participantes también se animaron a recitar algunas estrofas, elaborando además en común un divertido “cadaver exquisito”.

El sábado empezó con la presentación y posterior debate del libro “Ejércitos en las calles”, que ha sido editado este año por Bardo, defendiendo sus postulados acerca de como la OTAN está desarrollando una militarización planificada de la sociedad, y como estamos inconscientemente aceptando la misma por buena. A primera hora de la tarde, solidarios con Tamara (anarquista pendiente de juicio por su solidaridad mostrada durante la campaña por la libertad de Amadeu Casellas) hicieron un breve esbozo sobre la situación penal en la cual se encuentra la compañera. A continuación se hizo la mesa redonda de editoriales libertarias, en la cual debatieron distintos editores y libreros aprovechando su asistencia a la feria. El debate fue largo, versando sobre la necesidad o no de llevar nuestros libros a cadenas de libros comerciales, la importancia de editar libros de temática específica anarquista, él cómo llegar más a la gente y la distribución autogestionaria (tal y como se hace por ejemplo en las distintas ferias y rastrillos organizados).

El último acto de la tarde del sábado, fue la presentación del libro “La autogestión en la España revolucionaria (1936 - 1939)”, a cargo de su autor el investigador francés Frank Mintz, quien disertó sobre aquellos años de transformación social en los cuales las organizaciones y activistas libertarios jugaron un importante papel; estableciendo además similitudes con experiencias colectivizadoras actuales en Argentina y en otros lugares del planeta.

Y a la noche los cantautores: Diego, Buter y Pelando Cebollas, tocaron ilusionados sus canciones, en un fenomenal ambiente festivo en el que no primaban el alcohol o los altísimos decibelios, y sí el buen rollo, el respeto y las ganas de aprender.

Tras el desayuno del domingo y la colocación de los puestos en la feria, comenzó con la presentación conjunta de los libros: “Catastrofismo. Administración del desastre y sumisión responsable” y “Chernoblues. De la servidumbre a la necesidad de servidumbre”.

Por la tarde el militante cenetista David Ordóñez, presentó su libro “Agitación anarcosindicalista”, ofreciendo un análisis personal sobre la organización sindical libertaria, señalando sus aciertos y flaquezas, desde una perspectiva crítica y constructiva, lo cual generó un largo debate.

Para terminar el Encuentro, dos miembros del colectivo “Autodefentza Taldea” de Vitoria, comentaron el documental “Contra las macrocárceles”, relatando su lucha contra la construcción de la prisión de Zaballa (Álava).

Señalar igualmente, que durante todos los días se hicieron desayunos, comidas y cena con un menú vegano, en las cuales pudimos continuar las conversaciones iniciadas en las charlas; así mismo los compañeros de Radio Onda Expansiva de Burgos hicieron una constante cobertura radiofónica del Encuentro.

Mi impresión particular es buena: el Encuentro de Salamanca se consolida y también el grupo asiduo de organizadores y asistentes que se comprometen a mejorarlo en cada edición. Estimo que iniciativas como esta son necesarias para el movimiento libertario, pues es un lugar de encuentro para compañeros de diferentes tendencias, que ponen en conjunto constructivamente sus distintas visiones, algo verdaderamente loable e ilusionante en los tiempos que corren. Además considero muy importante “salir de nuestros locales” llevando nuestras ideas a los barrios, sacando los libros a los vecinos, charlando con ellos conociendo así su problemática e inquietudes; el proceso es lento pero hay que continuarlo sin tapujos ni dogmas, tenemos que ir a por todas, con sinceridad y sin complejos, con unión y “sin ralladas”, creyéndonos lo que difundimos para construir alternativa aquí y ahora.

Es deseable y necesaria la difusión de nuestras propuestas “saliendo del guetto”. Hemos de llegar a la sociedad sintiéndonos parte de ella, no sujetos aislados y claramente diferenciados de nuestros semejantes; convencer no es fácil desde luego pero movimientos horizontales y asamblearios como el 15M han abierto un ilusionante camino que hace tan sólo 6 meses era imposible de pensar.

El anarquismo pretende ser una ideología de masas, actitudes “marginales” que a veces (por suerte cada vez menos) fomentan determinados compañeros: promoviendo una estética estereotipada o una premeditada falta de higiene y limpieza, además de alejarnos lógicamente de la mayoría de la gente, no son precisamente acordes con nuestras ideas. Hemos de superar definitivamente dichos comportamientos, no convienen.

Indicar que sí he echado en falta la asistencia de más compañeros de los sindicatos de CNT a los actos, pues el ambiente era acorde para ello y hubiera sido realmente interesante su presencia, espero que tras leer estas líneas más de uno se anime a venir para el próximo año.

Para concluir, mención aparte merece el vergonzoso comportamiento del Ayuntamiento de Salamanca y Policía Local, que denegaron el permiso de petición de la calle para efectuar la feria del libro sin dar motivo justificado alguno; pese a estar en la ilegalidad se decidió sacar los puestos en el lugar solicitado, como protesta ante la terrible política totalitaria y recaudatoria institucional, finalmente no apareció la Policía y por tanto no existió problema alguno.

El año que viene más y mejor, nos veremos por Salamanca.

Para más información, consulta el blog

Carlos Coca

La misma crónica traducida al portugués