Lunes, 11 de diciembre de 2017|

18 visitas ahora

 

Homenaje a las víctimas del franquismo en Valencia y Comunicado repulsa atentado en Orense.

DOMINGO 15, 12H Puerta Principal del Cementerio de Valencia

El acto, en memoria y desagravio de las víctimas del franquismo tiradas a las fosas comunes en el Cementerio general de Valencia, se celebrará el domingo 15 de abril a las 12 horas. Puerta principal del Cementerio

En una nueva demostración de este estado de excepción cada vez menos aparente, el Ayuntamiento de Valencia ataca con prohibiciones, obstruccionismo y censura el acto de homenaje a las víctimas del franquismo enterradas en las fosas comunes del Cementerio General.

Esta vez, al igual que año tras año, además de no entrar en los cuadros de la fosa, prohíbe que se interprete La Muixeranga, el Himno de Riego y Fosses del silenci, es decir, toda música.

Prohíbe la música, según su comunicado "para no alterar la tranquilidad de los visitantes del Camposanto por ser un lugar de recogimiento y paz". No puede homenajearse con música a los muertos de un genocidio, "intranquiliza" a los viandantes. Su único homenaje ha de ser el silencio, como la losa con la que cubren sus asesinatos.

Así de delicados son con algunos y tan poco con todos los demás, que han de soportar como se les rompen los oídos por la gran potencia de los altavoces de la capilla instalada en el centro del cementerio, obligándoles a escuchar todo el repertorio de la liturgia y culto católico.

No da ninguna razón para no entrar en los cuadros de la fosa, será entonces para que no podamos hacer la ofenda floral en el lugar donde tiraron sus cuerpos. Curioso: llaman "hierba" al lugar de la ignominia. Los muertos pueden ser silenciados pero la hierba que los cubre es intocable.

El poder sólo quiere silenciar, reprimir y acabar con los derechos más elementales. Pretende imponer su vergonzoso monolito, erigido sobre las víctimas para gloria de sus verdugos, y acallar cualquier discrepancia por la vía del autoritarismo más rancio.

En el Cementerio de Valencia el Ayuntamiento autoriza que se interprete la música en todo tipo de acontecimientos: entierros, homenajes diversos... menos cuando se trata de las víctimas tiradas a las fosas comunes. El agravio comparativo es evidente. Solo parece haber una conclusión: para "nuestras autoridades" estas víctimas no merecen ser recordadas, ni honradas, ni reivindicadas. Debe de ser porque eran de los perdedores, y por lo tanto, pobres y exluidas.


CRONICA DEL ACTO

Miles de personas desafian las prohibiciones de la todopoderosa Rita Barberá.
Solo perdieron su sueño de libertad e igualitarismo porque los aniquilaron.

Habían prohibido todo lo que implica un homenaje: poner flores, tocar música, hacer ofrenda floral en el lugar donde tiraron sus cuerpos, poner sus nombres sobre sus restos. Pero para todos cuantos asistimos e intervinimos, estas fosas comunes del Cementerio general de Valencia, llevan el nombre de mujeres y de hombres, de niños y de niñas de ancianos y de ancianas que representan la estatura moral y política sobre la que se debe construir toda sociedad digna, libre, sin censuras y sin impunidad y que todas ellas y ellos, no solo deber ser recordados, sino que deben ser públicos, recuperados y reivindicados por sus familias y por su pueblo. Solo perdieron su sueño de libertad e igualitarismo porque los aniquilaron.

Y por eso, sus aniquiladores, sus descendientes y defensores de sus intereses, controladores de todos los sectores básicos de nuestra sociedad actual: la economía, la banca, la política, los medios de comunicación, la "cultura", no quieren que les recordemos. Incluso "nuestro rey", al que le gusta ir a cazar elefantes mientras ciudadanos de este estado se suicidan desesperados por la brutal crisis económica por ellos provocada, fue nombrado por el dictador genocida Franco, responsable de nuestros muertos, es decir, de aquellos que fueron asesinados o murieron por las miserables condiciones de vida impuestas por el franquismo con ánimo de aniquilarlos por defender las libertades. No quieren que les recordemos, honremos y reivindiquemos porque ello pone en peligro su impunidad. Supondría para los responsables, colaboradores y beneficiarios del genocidio responder por sus crímenes y sus beneficios, y también incurrir en responsabilidad penal, económica y administrativa, con investigación de la procedencia de sus bienes, encontrándonos con cuantos proceden de lo robado a sus víctimas.

Por eso sus prohibiciones no hicieron efecto. Se les hizo caso omiso. No importaron ni su censura ni su obstruccionismo. A las 12 del mediodía, camino del homenaje en la fosa común de la Sección 7ª Derecha, arrancó la Comitiva de Duelo desde la puerta principal del Cementerio general de Valencia. Iba encabezada por la corona de laurel para honrar su memoria, seguida de unas dos mil personas. Las bandas de dolçaines i tabals Estrela Roja de Benimaclet, Societat Coral El Micalet, Buf-Alí de la Malvarrosa y L’Arrojessat de Torrent, acompañaban a la Comitiva interpretando sin descanso la sobrecogedora "Processó de la Memòria" que la colla Estrela Roja de Benimaclet había compuesto expresamente para este acto. Y allí, en la fosa común, encima de sus restos, también quisimos recordar a cuantos cayeron asesinados por el fascismo durante la llamada "Transición Democrática" y de después, por eso Pau Alabajos, en una memorable interpretación, además de "Fosses del Silenci" en memoria de las víctimas del franquismo, también cantó "Nit i Boira" en memoria de Guillem Agulló y de los que como él asesinó el fascismo español. Al final, dijimos sus nombres en voz alta, era una manera de estar aún más con todos ellos y ellas. Después, dejamos sus nombres clavados en la hierba que cubre sus restos, junto a las flores, aunque sabemos que el Ayuntamiento de Valencia los dejará pocas horas. Nos despedimos de todos ellos y ellas hasta el próximo homenaje interpretándoles sus himnos: el Himno de Riego, la Internacional y A las Barricadas. Pero antes les habíamos interpretado La Muixeranga, nuestro himno valenciano a los caídos por defender la libertad y los derechos de nuestro pueblo.

Por la Verdad y la Justicia, honor y gloria a las y los caídos; juicio y castigo a los culpables !!

Por la Memoria y contra la Impunidad, medidas para que aquellos crímenes no vuelvan a repetirse !!


Una procesión y sus símbolos nazis levantan ampollas en Ciudad Real

Los estandartes de la Cofradía de la Virgen de las Angustias, con emblemas de la División Azul, fueron sacados en procesión el Viernes Santo en Ciudad Real, pese a la petición del Foro de la Memoria de Castilla-La Mancha para que no lo hicieran porque esa exhibición veja a las víctimas del nazismo.

La muestra del emblema ha generado una fuerte división en esta provincia de Castilla la Mancha entre aquellos que consideran este gesto una agresión a las víctimas de la dictadura franquista.

El Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha había pedido públicamente al Hermano Mayor de esta cofradía, Francisco Javier González, que retirara estos estandartes, en los que figura la cruz de Malta, que era el símbolo de la División 250 y que, han recordado, no era exhibida con un símbolo cristiano por el ejército del tercer Reich.

Esta asociación, en un comunicado, entiende que "la ignorancia o la insensibilidad democrática, no pueden ser excusa para mostrar en lugar de honor los emblemas criminales que devastaron Europa, pues voluntaria o involuntariamente son testimonio de homenaje y renovación pública del compromiso de los divisionarios que fundaron la hermandad en 1943 y que participaron en la guerra de agresión que asoló Europa".

Para los 106 ciudadrealeños muertos en la deportación nazi, han señalado, "esa cruz nunca fue la cruz del perdón" y, por eso, "nunca puede simbolizar los valores cristianos de paz y salvación", ya que "es el símbolo de tortura de los romanos, la cruz de Espartaco".

El Foro para la Memoria de Castilla-La Mancha ha pedido que "no se confunda la cruz del nacionalcatolicismo con la del cristianismo" y ha apuntado que "para miles de demócratas esa cruz en concreto que figura en el escudo de la División Azul nunca será un símbolo de redención sino un símbolo de esclavitud de millones de hombres, mujeres y niños".

Para esta asociación, la Cofradía "no debe esconderse tras sus creencias para despreciar los valores democráticos", que han apuntado "deben estar por encima de partidos y creencias religiosas y son para todos los ciudadanos".

A los fieles que con ilusión acompañan a estas imágenes, les han pedido que en el futuro "muestren un gesto de piedad y buena voluntad y renuncien a desfilar bajo los símbolos de los criminales de la segunda guerra mundial".

A estos, les ha recordado que "no se puede aducir ignorancia, pues sólo es un gesto de desprecio a los 106 ciudadrealeños que murieron en los campos nazis de Güsen y Mauthausen por su compromiso con las libertades".

También ha pedido públicamente a la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, "que tome partido en estos hechos" y ha apelado a su sensibilidad para que "no se muestre pasiva, condescendiente o indiferente ante este acto" y actúe en consecuencia.

Finalmente, el Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha ha instado a los embajadores de Israel y Alemania en España a que soliciten oficialmente que los emblemas del ejército nazi que figuran en la cofradía sean retirados.


COMUNICADO DE REPULSA AO ATENTADO NO MONUMENTO EN MEMORIA DOS MORTOS POLA REPRESIÓN FRANQUISTA (Ourense, 14 de abril de 2012)

Portafolio

Estandarte Virgen de las Angustias