Sábado, 29 de abril de 2017|

212 visitas ahora

 

El Tribunal Supremo ordena a la Audiencia reabrir el ’caso Couso’

El Tribunal Supremo ha anulado el sobreseimiento decretado por la Audiencia Nacional de la causa que investiga la muerte del cámara de Telecinco José Couso, abatido por el disparo de un tanque del ejército estadounidense el 8 de abril de 2003, cuando se encontraba en su habitación del hotel Palestina, en Bagdad.

La decisión del alto tribunal, que hoy deliberó este asunto a puerta cerrada y de la que únicamente se ha adelantado el fallo, obliga a la Audiencia Nacional a reabrir el caso. Es la segunda vez que ocurre, pues en diciembre de 2006 el Supremo anuló un primer archivo de la causa rechazando que el fallecimiento pudiera incardinarse en "un acto de guerra".

En esta ocasión, la familia del cámara de Telecinco había presentado un recurso contra el auto dictado por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de 23 de octubre de 2009 que confirmó la conclusión del sumario como consecuencia de haber acordado, unos meses antes, la revocación del procesamiento del sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip Camp, acusados indiciariamentede provocar la muerte de Couso.

Javier Couso, hermano del periodista asesinado, ha mostrado en RN5 su satisfacción por la decisión, añadiendo que tenían la convicción de que el Supremo iba estimar su recurso porque "para todo el que tenga dos dedos de frente, hay indicios raros de que aquí ha sucedido algo raro".

La decisión del Supremo ha sido adoptada por unanimidad de una Sala integrada por los magistrados Joaquín Giménez, Perfecto Andrés Ibáñez, Diego Ramos, Manuel Marchena y Francisco Monterde, han señalado fuentes de este órgano.

El instructor de la causa en la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, acusaba a los tres norteamericanos de la comisión de delitos de homicidio y contra la comunidad internacional, pero la Sala de la Audiencia concluyó que la investigación no había logrado obtener datos relevantes que permitieran seguir con la tramitación del procedimiento, por lo que decretó la conclusión del sumario y el sobreseimiento provisional del asunto.

Pedraz aseguraba en su auto de procesamiento que Gibson fue "la persona que dio la orden directa de disparar" sin que conste "la existencia de ’francotirador’ u ’ojeador’ u ’observador enemigo’ ni disparo alguno, anterior o posterior a los hechos, procedente del tejado y otra parte del Hotel Palestina, contra las tropas norteamericanas".

publico.es