Domingo, 22 de octubre de 2017|

6 visitas ahora

 

Exposición John Cage en el MACBA, “La anarquía del silencio. John Cage y el arte experimental”

John Cage (1912-1992), uno de los grandes patriarcas de la música de vanguardia del pasado siglo, cuya influencia fue determinante en toda una generación de compositores y artistas conceptuales, es apenas conocido por su trayectoria en el terreno de las artes plásticas. Pocos conocen, y menos en el ámbito de la música, la influencia que desde sus obras pictóricas y objetuales ha podido ejercer en aquéllos jóvenes artistas que irrumpieron en la escena de los ochenta con ganas de conceptualizar los pinceles. La iniciativa del MACBA de presentar esta gran exposición de Cage en tanto que artista multidisciplinar, y no sólo músico, es muy de aplaudir y más, todavía, si se tiene en cuenta la ausencia total de muestras sobre el artista en España, si exceptuamos John Cage, Paisajes imaginarios, conciertos & Musicircus que organizó en octubre 2008 el Espai d´Art Contemporani de Castelló, en colaboración con el Grup Instrumental de València, y la exposición Posibilidad de acción que el propio MACBA presentó en las mismas fechas sobre la escritura musical y en la que no podía faltar Cage. Aquel recorrido por grafías musicales, en correlación con algunas experiencias plásticas (Joan Brossa, Yoko Ono o Eugènia Balsells), se ve ahora como preámbulo de esta firme apuesta museística por el diálogo establecido entre ciertas vanguardias artísticas del siglo XX. La exposición traza un recorrido por la trayectoria del artista, desde sus primeras obras de la década de 1930, las piezas que ampliaron los parámetros de la música de percusión incorporando los instrumentos menos convencionales, pasando por su “piano preparado”, hasta su famosa teoría sobre el “silencio”, definida musicalmente en su pieza 4’33").Una trayectoria enmarcada por los diálogos con artistas –Marcel Duchamp y Robert Rauschenberg, entre muchos otros– que reacciona ante los mismos medios de comunicación incipientes que Andy Warhol. Conviene recordar que la influyente conferencia de Duchamp sobre la función del espectador en la obra de arte (“El acto creador”) la escribió en 1957 y, cinco años antes, en 1952, Cage había presentado ya su mítica 4’33") que supuso la mayor provocación a la participación del espectador que se había podido hacer hasta el momento. Para ilustrar todo ello, la exposición presentará una parte de la obra que llevó a cabo en colaboración con otros artistas, desde la música que compuso para amplificar la experiencia visual de los rotorrelieves de Marcel Duchamp al principio de su trayectoria (1947) hasta la colaboración músico-poética con su compañero anarquista Jackson Mac Low, pasando por las obras con luz aleatoria, sombras y sonidos ambiente de la ciudad de Nueva York realizadas como parte del proyecto «Experimentos en arte y tecnología» de Rauschenberg. Si Duchamp se ha revelado como la figura fundamental de principios-mediados del siglo XX, el trabajo de Cage aparece actualmente como un paradigma indispensable de finales del siglo XX y principios del XXI. Los hitos de su obra revelan un "Cage conceptual" y se expondrán en relación directa con obras clave de contemporáneos suyos que compartieron sus compromisos con lo nuevo, lo no subjetivo y lo cambiante, y abrazaron la tecnología que redefiniría toda la experiencia perceptiva: desde White Paintings de Rauschenberg (1951) y Box with the Sound of its Own Making de Robert Morris (1961) hasta el nuevo mediascape de "Exploding Plastic Inevitable" de Warhol, y más allá. Las grabaciones de sonidos, los filmes, las músicas y los materiales documentales dan una idea del extraordinario alcance de las innovaciones conceptuales y teóricas de Cage. La exposición organizada por el Museu d’Art Contemporani de Barcelona está coproducida con el Henie Onstad Kunstsenter de Hovikodden (Noruega).

http://www.docenotas.com/noticia.as...