Domingo, 20 de agosto de 2017|

4 visitas ahora

 

Fuentes saharauis hablan de hasta 13 fallecidos en El Aaiún

Fuerzas de seguridad marroquíes asaltan el campamento protesta saharaui, que está completamente destruido. Exteriores confirma la presencia de españoles en la zona, todos bien de salud. La cifra de muertos podría ser mayor, según el Frente Polisario. Rabat dice que tres miembros de sus fuerzas de seguridad han muerto.

Entre cinco y trece personas podrían haber muerto esta mañana en los incidentes surgidos en El Aaiún tras el asalto de las fuerzas de seguridad de Marruecos al campamento de la dignidad.

Las cifras de fallecidos son muy confusas ya que en la capital administrativa del Sáhara Occidental se habla de al menos siete muertos saharauis y un policía marroquí calcinado, informa Rafael Torres. Sin embargo, el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, eleva a trece la cifra de saharauis muertos, doce durante el desmantelamiento y una más en los incidentes posteriores que se están registrando en El Aaiún. Por su parte, Rabat asegura que tres miembros de las fuerzas de seguridad han muerto y que fueron detenidos 65 saharauis durante el asalto.

Las autoridades de Marruecos aseguran que también hay 70 heridos entre los miembros de las fuerzas de seguridad, "cuatro en estado grave". Del lado de los manifestantes, Marruecos limita a cuatro los heridos. Hasta el momento, se ha podido identificar a uno de los fallecidos en la avenida Smara de El Aaiún. Se trata de Babi El Gargar, de 36 años, casado y con dos hijos, que vivía con su familia en el barrio Maatalah.

Según fuentes saharauis, el ataque comenzó a las 6.45 cuando los helicópteros comenzaron a sobrevolar la zona lanzando agua caliente y gases lacrimógenos. Después aparecieron autobuses de Marruecos, que se llevaron de la zona a las mujeres y los niños. Todo el campamento se encuentra incendiado, según estas fuentes, que también hablan de altercados por toda la localidad.

El Gobierno cree que los cuatro españoles que estaban en el campamento de protesta están bien, según ha señalado el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, aunque ha advertido de que esas informaciones no están "del todo confirmadas".

Iglesias ha señalado que Gobierno y PSOE siguen "con preocupación" los acontecimientos y ha pedido a Marruecos que actúe con la "máxima contención". La ministra, Trinidad Jiménez, hablará a lo largo de este lunes para explicar la posición del Gobierno español, que aún se está estudiando a la espera de lo que diga Marruecos.

"Saben que no tenemos armas"

La primera interpretación que se hace desde Exteriores es que Rabat quiere llegar a la sede de las Naciones Unidas habiendo retirado el foco de atención sobre el campamento de El Aaiún, ya que al no existir campamento no habría tema del que hablar. España, por su parte, llevará el caso a la ONU para que lo estudie.

Según Brahim Ahmed, uno de los representantes del comité de organización del campamento, los helicópteros y los soldados han "disparado con ametralladora". "Es una masacre", ha denunciado. "Han entrado con una violencia enorme, como si fuera un combate entre ejércitos, cuando saben que no tenemos armas, no tenemos ni cuchillos de cocina", aseveró.

"Todos estábamos preparados, estábamos despiertos", añadió Ahmed. "Esperamos poder resistir hasta la tarde, es un campamento de 4.680 jaimas", ha explicado el representante, que asegura que los miembros del ejército marroquí han usado gases lacrimógenos.

Ahmed también ha explicado que las fuerzas de seguridad marroquíes están realizando registros "casa por casa" en los barrios de El Aaiún. "La gente se está defendiendo en sus casas", explica el representante que asegura que los asaltantes "rompen las puertas y realizan detenciones". "Hay coches volcados, coches incendiados, hay explosiones de bombonas de gas", señaló Ahmed, quien reconoció que la situación aún es muy confusa, ya que se desconoce si estas explosiones de gas se deben a acciones de los grupos de protesta.

"Hay gritos por todas partes. Se escuchan disparos con proyectiles vivos y con proyectiles de instrucción, balas de goma, que están causando fracturas y heridas abiertas", denunció. Sin embargo, las fuerzas marroquíes estarían desatendiendo a los heridos. "No auxilian a los heridos ni muertos. No han llevado a nadie a los hospitales", señaló Ahmed.

Por otro lado, la cooperante española Raquel del Castillo, ha asegurado que el campamento está "totalmente destruido" y que la "guerra continúa en la ciudad". Del Castillo también habla de "varios muertos" y de que se han escuchado "disparos" en las principales avenidas de El Aaiún. "La gente se defiende con lo que puede", prosiguió. "Han arrebatado un camión antidisturbios de los marroquíes y se defienden con él", añadió.

Este es el telón de fondo de la tercera reunión informal entre Marruecos y el Polisario, que se celebrará en unas horas en Nueva York. Precisamente, el ministro de Exteriores saharaui, Mohamed Uld Salek, ha denunciado el "acto de barbarie" de las fuerzas de seguridad marroquíes y ha exigido una intervención urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para "poner fin a este crimen".

Uld Salek ha explicado que la dirección del Frente Polisario se encuentra reunida para evaluar la situación y decidir si cancela o no su participación en la negociación informal con Marruecos prevista para este lunes en Nueva York.

Desde el Frente Polisario el discurso pronunciado por el rey de Marruecos, Mohamed VI, con motivo del 35 aniversario de la Marcha Verde fue la "constituyó una orden para el comienzo de esta brutal intervención de las fuerzas marroquíes contra civiles saharauis, pacíficos e indefensos".

Asociaciones pro saharauis ya han anunciado concentraciones para este lunes por la tarde frente a la embajada marroquí en Madrid. La protesta, convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) y la Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Saharaui (PAPPS), tendrá lugar a partir de las 18.30 horas.

Fuente: Público/Agencias. Foto: Reuters