Lunes, 24 de abril de 2017|

3 visitas ahora

 

Juicio de la Casa del Aire (Granada)

Seis personas serán juzgadas por nueve años de lucha contra la especulación inmobiliaria en la Casa del Aire

En el 2007, con la rotura de la burbuja inmobiliaria gran parte de la población tomó conciencia de las consecuencias desastrosas que la especulación urbanística tenia para una gran parte de la población.

Sin embargo, mucho antes de esto, en los barrios históricos degradados, muchas personas ya sufrían las consecuencias de las ambiciones especulativas. Un caso más fue el de la Casa del Aire, edificio de vecinos/as, que de buenas a primeras fue comprado por una inmobiliaria, cuyo objetivo explicito era deshacerse de los inquilinos/as a cualquier precio, para realizar viviendas de lujo.

En este caso, los especuladores no toparon con personas indefensas. En la Casa del Aire estaban firmemente decididos a defender su derecho a permanecer en sus viviendas. Contrarrestaron la perseguida declaración de ruina del edificio utilizando, por un lado medidas judiciales y periciales y, por otro evitando el deterioro y abandono del edificio efectuando las medidas de mantenimiento que le correspondían a la inmobiliaria. Tenían claro que ninguna casa debía quedar vacía, ya que así se evitaba la indefensión de los vecinos/as que, si no se ponía remedio, a medida que pasase el tiempo irían quedándose solos ante las medidas de acoso de la inmobiliaria propietaria. Amenazas de ruina, cortes de suministros y otras medidas de presión, fueron soportables por los inquilinos/as del edificio gracias a la fuerza que daba la comunidad creada entre los vecinos/as de toda la vida y los vecinos/as sin contrato.

Las coacciones perpetradas por la inmobiliaria, Edivara, dieron lugar en el año 2012 a que los vecinos/as interpusiesen la primera querella por mobbing inmobiliario presentada en Andalucía, la cual todavía se encuentra en procesos judiciales.

En el año 2010 después de 6 años de resistencia, la policía asalta la casa a las 7,30 de la mañana sin previo aviso, rompiendo puertas y echando a la calle a la mayoría de los vecinos/as.

Mediante este desalojo Edivara consigue que en el edificio solo queden un vecino y una vecina, el resto de viviendas son tapidas, destrozadas y los escombros esparcidos por todo el edificio. Guardias de seguridad controlaban la entrada y salida del edificio, el objetivo de la inmobiliaria: amedrentarlos para que desistieran en mantener sus contratos.

Mediante el desalojo del 2010 y el posterior desalojo en 2012 de otra vecina, la inmobiliaria ha provocado que en la actualidad en la Casa del Aire solo quede un vecino, el cual se encuentra indefenso ante el abandono premeditado del edificio y los espacios comunes, las humedades, los cortes de luz en las zonas comunes, la constante amenaza de ser expulsado de su vivienda y sin el apoyo del día a día que le aportaba su vecindario.

Ahora, después de los dos desalojos, la inmobiliaria propietaria y la fiscalía quieren castigar duramente la defensa de este edificio y de sus vecinos/as. Mientras se piden penas de cárcel y cuantiosas multas para los vecinos/as y solidarios/as con la Casa del Aire (se les pide a cada uno desde la fiscalía 4 meses y Edivara S.L. 2 años y tres meses), la inmobiliaria continua impunemente incumpliendo el deber de mantenimiento del edificio y dejando a nuestro vecino Manuel en una situación de indefensión, en un edificio tapiado que se degrada día a día, esperando el momento de poder invalidar el contrato indefinido que mantiene a Manuel en su vivienda.

Pero Manuel, de 60 años, no piensa abandonar el edificio en el que han nacido sus hijos.

Absolución para los 6 encausados en la defensa de la Casas del Aire.

Nuestras vidas no están en venta
La lucha es el único camino

22 de mayo de 2013, 10h en los juzgados de la Caleta

Tras dos fines de semana de jornadas, donde hemos visto sobre el terreno los conflictos vinculados a la vivienda, charlado con personas afectadas y con colectivos que han decidido organizarse para hacer frente de diferentes formas al poder establecido, Solidari@s con la Casa del Aire, Stop Desahucios del 15M de Granada y la Red de Colectivos del Zaidín os invitamos a cerrar estas jornadas en defensa de la vivienda con un último acto de protesta: una concentración en apoyo a los nueve años de lucha que lleva la Casa del Aire contra la especulación.

VÍDEO: Apoyo a los Solidarios con la Casa el Aire

Blog Casa del Aire

Facebook Casa del Aire

Stop Desahucios: stopdesahuciosgranada@gmail.com

Red de colectivos del Zaidín


Nota de prensa sobre el Juicio celebrado esta mañana del Grupo de Prensa 15M Granada (22-5-2013)

El juicio contra seis solidarios y vecinos de la Casa del Aire ha quedado hoy visto para sentencia después de casi cinco horas de sesión. Los encausados han denunciado el intento por parte de la acusación de "criminalizar" la lucha que desarrollan desde hace nueve años en defensa de este inmueble, símbolo de la oposición a la especulación urbanística en el barrio del Albaicín. En base a un supuesto delito de usurpación y coacciones, la inmobiliaria solicita penas de dos años y tres meses de prisión para cada uno de ellos y la Fiscalía cuatro meses para cada una de estas personas, aunque la acusación particular ha retirado hoy los cargos contra uno de ellos. Además, piden un total de 13.000 euros de multa y 40.000 euros en concepto de indemnizaciones. En las puertas de los juzgados de La Caleta, se han concentrado desde las 10:00 horas unas 150 personas, convocadas por Solidarios Casa del Aire, Stop Desahucios 15M Granada y Red de Colectivos Zaidín.

Javier Clemente, uno de los enjuiciados, ha asegurado que "se ha intentado hacer pasar por coacciones la denuncia social y criminalizar la lucha por un derecho básico, como es la vivienda". "El único propósito de la inmobiliaria y la Fiscalía es castigar la defensa del edificio", ha indicado. En este sentido, ha destacado que la propia acusación "ha dejado vacío de argumentos" el cargo por coacciones, ya que "no ha presentado ninguna prueba ni los testigos policiales han relacionado a los encausados con este supuesto delito". Además, ha considerado significativo que los propietarios de la Casa del Aire hayan retirado todos los cargos que pesaban sobre uno de los seis acusados, Luis García Villar, tras quedar demostrado en el juicio que en el momento del primer desalojo en 2010 tenía contrato en vigor con el primer propietario del inmueble.

Las defensas han pedido la absolución para el resto de acusados en base a que dos vecinos tenían contrato de alquiler en vigor en aquel momento y las otras dos personas se encontraban la mañana del desalojo en la Casa del Aire de forma circunstancial. Clemente ha señalado que el resto de personas que vivían allí antes del primer desalojo estaban en el lugar para defender a los vecinos de las coacciones y las prácticas asustaviejas por parte de la inmobiliaria, así como ayudar al mantenimiento de la vivienda". La labor de estas personas para evitar la declaración de ruina que buscaba Edivara fue incluso reconocida en 2011 por el Ayuntamiento de Granada, quien ha reiterado en varias ocasiones a la inmobiliaria la obligación de acometer el mantenimiento del edificio.

Para Clemente, tras el juicio ha quedado constatada la intención por parte de Edivara de buscar la ruina de la Casa del Aire y la "estrategia de especulación y acoso". Así, han indicado que Antonio Luján, primer dueño a través de Arrendamientos Elvira, ha reconocido esta intención por parte de Edivara y que la actual propietaria compró el inmueble con conocimiento de la defensa que mantenían vecinos y solidarios, extremo que hasta ahora negaba la inmobiliaria.

Clemente ha insistido en que Edivara continúa con el acoso sobre Manuel Prieto, único que vecino que continúa en la vivienda, con un contrato de renta antigua. Ha recordado que tras el primer desalojo en 2010 y el de Clara Martínez en 2011 después de numerosas movilizaciones ciudadanas, "Manuel se encuentra en un estado de indefensión y ahora afronta sólo las presiones de la inmobiliaria". "La estrategia de Edivara consiste en esperar a que Manuel fallezca o que se le caiga la casa encima", ha dicho. Además, ha recordado que el edificio se encuentra tapiado, "degradándose día a día", y que su último vecino sigue sufriendo el "abandono premeditado" del edificio, las humedades, los cortes de luz en las zonas comunes y las amenazas por parte de los propietarios.

El pasado año, Solidarios Casa del Aire, junto al 15M de Granada y el Grupo de Juristas 17 de marzo, presentó contra los propietarios de la Casa del Aire la primera querella por acoso inmobiliario en Andalucía. Aunque fue aceptada a trámite, tras la fase de diligencias previas, fue sobreseída provisionalmente, a falta de que se resuelva el recurso presentado contra esta decisión judicial. Los afectados ya criticaron esta resolución por no tener en cuenta "la reiteración de acciones delictivas en su conjunto" por parte de la inmobiliaria y examinar como aislados entre sí los hechos denunciados.

El 15M de Granada ha hecho un llamamiento a secundar la concentración que tendrá lugar mañana en la puerta de los juzgados de La Caleta, para denunciar el juicio que tendrá lugar contra tres miembros de un piquete informativo organizado por el movimiento en la Huelga General del pasado 29 de marzo de 2011. Están acusados de un delito de coacciones contra el derecho al trabajo y piden un año de cárcel para cada uno de ellos y una multa que asciende a 800 euros.

Fotografías de Silvana Paz.

Portafolio

Juicio Casa del Aire 22-5-2013 Juzgados de Granada