Sábado, 16 de diciembre de 2017|

9 visitas ahora

 

La ’Robin Hood’ de los bancos evita la cárcel

Una empleada de 62 años de un banco alemán decidió hace unos meses tomarse la justicia por su mano. Ahora conocida como la banquera Robin Hood, la mujer decidió empezar a transferir dinero de las cuentas más pudientes del banco en el que trabajaba a las más necesitadas. En total, 117 transferencias por valor de 11 millones de dólares, algo más de 7,3 millones de euros, para tapar gastos y reembolsos de clientes que no se los podían permitir.


El banco ha registrado pérdidas por valor de 1,5 millones de dólares porque ha habido clientes que no han podido devolver la cantidad transferida. A pesar del agujero creado a su empresa, esta peculiar Robin Hood no irá a prisión porque el tribunal de Bonn que la ha juzgado considera como atenuantes suficientes el hecho de que confesase nada más ser descubierta y que nunca haya cogido un solo céntimo para ella.

Además, la acusada, que ha perdido su trabajo, se ha ofrecido a pagar las pérdidas generadas al banco mediante la transferencia de parte de su pequeña pensión, que no compensará el desfalco pero que ha servido para demostrar su buena voluntad ante el juez y liberarse de la cárcel.

ELPAÍS.com