Sábado, 29 de abril de 2017|

2 visitas ahora

 

Librepensamiento en el parque. (Crónica)

Librepensamiento en el parque

El pasado domingo 21 de agosto fue el gran espectáculo católico que congregó a cientos de miles de jóvenes entorno al mitómano Ratzinger. Tras una semana de calor sofocante, la noche del sábado al domingo la tormenta y un fuerte viento pusieron a prueba la tenacidad de los asistentes. Lluvia, tiendas voladas, caída de crucifijos, fiesta de camisetas mojadas…El papa, con voz temblorosa tuvo que retirarse, parece ser que ha cambiarse de ropa porque se había mojado ¿los pañales? No, el representante católico de dios en la tierra no le va ha tener miedo a Thor ¿O sí?

Racionalmente la Meteorología probablemente dará una explicación a todos los fenómenos naturales, pero desconocíamos la interpretación que la mente religiosa puede dar a tales señales. La repuesta está clara según el cura que presentaba la misa de las Jornadas en TVE (la del gobierno socialista, leal aliado de la Iglesia según el ministro de la presidencia Jáuregui) nos hace sentir estúpidos: “El Señor a querido bendecir las Jornadas con una tormenta”.

El Foro sobre Librepensamiento convocado por la Asamblea Popular de Aluche comenzó con un cierto retraso que no hizo desmerecer el desarrollo del mismo en cuanto a contenido, formas y duración. El parque de Las Cruces en Madrid, a la sombra, junto al lago, fue un escenario ideal para este encuentro.

La presentación corrió a cargo de un miembro de la Asamblea que propuso dos temas: El beneficio económico de la Iglesia y el coste de la visita de Ratzinger, y el dogma.

Quizás la confusión por parte de algunos entre foro y asamblea, y la moderación del debate un poco deficitaria, no permitió que se desarrollaran, en nuestra opinión, los temas con la suficiente profundidad. Nos parece poco acertado situar en el centro de la vida la asamblea y convertir a ésta en un fin en si mismo en lugar de en un medio, pero esto es otro tema que, con seguridad, traerá polémica que ahora no hay espacio para ello.

No por falta de profundidad en los temas las intervenciones fueron menos interesantes. Representación de varias generaciones, un extraordinario respeto digno de ser resaltado a las opiniones diferentes, y el respeto al turno de palabra permitieron un desarrollo fluido.

Tras la introducción al anticlericalismo, que no es quemar iglesias, sino la no ingerencia del clero en la vida política y por extensión devolver los privilegios de la Iglesia a quien se los ha arrebatado, la clase trabajadora. El debate comenzó. Por cierto, con los alrededores llenos de jóvenes católicos.

La primera controversia vino al interpretar alguno de los asistentes, o confundir, el encuentro con una reunión de espiritualidad. Controversia porque si Librepensamiento: “Doctrina que reclama para la razón individual independencia absoluta de todo criterio sobrenatural”. Espíritu: “Ser inmaterial y dotado de razón.2. m. Alma racional”. Según el DRAE. Difícil son de unir en una misma cosa. No quedó claro qué es espiritualidad, fundamentalmente porque, según los defensores de este argumento es algo subjetivo, con lo que si no hay definición de términos ¿cómo puede haber debate? También se intentó explicar como que es lo mejor que hay dentro del ser humano, pero no vimos nada de nuestro cuerpo fuera del mismo ni hubo explicación de cómo sucedía esto; al igual que cuando se dijo que la religión es lo mejor del hombre y el catolicismo no es religión. En fin, de este debate destacar el respeto a pesar de la gran diferencia.

Otro de los primeros temas en aparecer fue el de la desobediencia civil, la no violencia, a nosotros nos parece que la propuesta es más bien la indiferencia política, pues de lo que se trataba era de “si no puedes evitar las JMJ, ignóralas. Si no puedo actuar contra le estado, ignórale”. Entre esta indiferencia política y tener como principio, o incluso como estrategia, la violencia, hay multitud de opciones.

Nos llamó mucho la atención que no se diera importancia a la diferencia de clases sociales. Incluso hubo quien argumentó que esto no es real y es violento.

Algunas de las propuestas que se hicieron fue: Apostatar, opción que no parece tener mucha influencia, no participar en actos religiosos aunque sean de familiares y amigos, utilizar las iglesias para realizar asambleas ahora que se acerca el invierno, el frío y la lluvia…

Tras el debate una comida compartida estrechó lazos de amistad.

Un primer encuentro que ha dejado un muy buen sabor de boca, que esperamos se repita y sirva para aclarar conceptos que se desarrollen en la práctica en forma de una mayor libertad individual y colectiva.

Grupo Volia

Ilustración cortesía de Kalvellido. Título: Grito-15M.