Lunes, 21 de agosto de 2017|

3 visitas ahora

 

Reseña del libro: ’No Impact Man’

Colin Beavan es doctor en Física aplicada por la Universidad de Liverpool. Actualmente vive en Nueva York con su esposa Michelle Collin y su hija Isabella, con las que se lanza a la aventura de un progre con complejo de culpa que intenta salvar el planeta.

Vivimos en un mundo escindido en el que tienen que convivir los tiburones insaciables con un programa destructivo en sus relaciones con la naturaleza en el que solamente interesan los resultados económicos sin pensar en el impacto que producen sus hazañas bélicas, sus contaminaciones ambientales, su destrucción constante de bosques, ríos, mares y atmósfera. Junto a ellos, habitan muchas personas sensibles con unos programas vitales basados en el cuidado por el ambiente, la belleza natural, la salud social, vegetal y animal. Colin Beavan se sitúa en esta frontera y se decide a vivir personalmente, junto a su mujer e hija, un tipo de existencia activa sometida a la estricta regla de no contaminar el ambiente con desechos irracionales, alimentos nocivos y una conducta alienada.

Es mejor citar sus mismas palabras para conocer el perfil y la motivación de esta aventura. Con humor anuncia su programa: “De cómo un pardillo como yo acaba enredado en un embolado como éste. Durante un año mi esposa, nuestra hija y yo nos propusimos vivir en el centro de Nueva York sin producir ningún tipo de impacto ambiental. Es decir, hicimos todo lo que estaba en nuestras manos para no generar basura (así que nada de comida para llevar), no emitir dióxido de carbono (así que nada de detergente), no comprar productos importados de lugares remotos (así que nada de fruta de Nueva Zelanda), y, por supuesto, nada de ascensores, ni metro, ni productos envasados, ni plástico, ni aire acondicionado, ni televisión, ni comprar cosas nuevas…”.

La dificultad previa a la experiencia era cómo ponerse de acuerdo con su esposa, criada con la Visa Oro de su papá, barcos enormes, socia de varios clubes de campo… Él tuvo una educación alternativa, larga melena, llevar trajes de marca era de pijos, siempre tirado de pasta, salvemos a las ballenas… Hicieron un pacto sobre compras, opiniones sobre la naturaleza y sobre la superación de las dificultades sobre la experiencia… ¿Lo consiguieron? Si lo quieres saber, paciente lector, compra o que te presten este libro: “No impact man”. Las aventuras de un progre con complejo de culpa que intenta salvar el planeta.

Autor: Colin Beavan. Traducción: Olga Hernando. Editorial: 451 Editores. Huele a tinta fresca todavía. Está comenzando su aventura en librerías. Epílogo: De cómo cambia tu vida después de un año sin papel higiénico…