Viernes, 22 de septiembre de 2017|

35 visitas ahora

 

Reseña del libro: "La A en la pizarra"

Reseña del libro " La A en la pizarra"

"La A en la pizarra" es una coedición entre la editorial La Malatesta y la sección de enseñanza del sindicato Solidaridad Obrera.
Prólogo de Frank Mintz. Varios autores. Madrid 2011.

Después de 2 años de esfuerzo, encuentros y desencuentros, sale a la luz, con ilusión y ganas de poder crear debate y concienciar que la enseñanza se puede y se debe cambiar.

La idea principal al editar este libro es la de rescatar maestros, pedagogos clásicos del siglo XIX y principios del XX, que en su momento plantearon una enseñanza diferente, alternativa, libertaria y que ahora se podría poner en práctica sin ningún tipo de problema.

Estos textos ponen de manifiesto como la religión, la educación integral, la coeducación.... son actuales y que ha pesar del tiempo transcurrido siguen presentes en la educación actual.

La intención u objetivo del libro es poder crear un debate, una discusión de aquellas personas(o no) que estén interesados para poder construir un nuevo conocimiento y una forma de pensar.

Estas ideas libertarias en su práctica buscaron la transformación global de la sociedad, su cambio y sobre todo sus valores, algo que deberíamos plantearnos hoy en día dada la crisis económica, política, moral y humana que existe.

Esta pedagogía tiene como premisa la liberación y toma de conciencia de la explotación y la dominación en este mundo del hombre por el hombre, mediante la crítica a la educación religiosa y a la estatal. Ambas, impiden que las personas logren un pensamiento crítico, capaz de alterar las relaciones sociales y posibilitar la transformación social.

Se parte desde el concepto de que el educando(niño/a, joven, adulto, hombre o mujer) no es propiedad de ninguna persona, institución o religión que por medio de la imposición y el autoritarismo pueden deformar sus pensamientos y su propia libertad, para poder crear máquinas o autómatas en vez de personas libres.

Actualmente hablamos de la pública, la privada, cuál si o cuál no, pero nos olvidamos de que la educación al adquirir una forma institucional, toma la característica de no reconocer ni querer el cambio y genera en los individuos una actitud pasiva, para nada crítica.

Si una institución se encarga de asignar a cada cual la función que debe desempeñar, todas las tareas se estarán cumpliendo de forma fría e indiferente.

A lo que llamamos educación y los sistemas educativos tienden a desarrollar una escuela como espacio "de aprendizaje de sumisión, que prepara para la iglesia, el estado, partido político, en resumen para esta"democracia"....es la enseñanza directa de la negación de uno mismo, al no poder liberarse el individuo de sus dogmas, por lo que la escuela en vez de civilizar e instruir debe favorecer la creatividad de las personas para ser libres y creativas.(Stigner)

Las escuelas estatales y religiosas contribuyen de forma sustancial a la reproducción de las relaciones de sometimiento y explotación al formar a un ser humano incompleto.

En base a todo esto, en la actualidad la educación que existe es de adoctrinamiento y domesticación de los/as niños/as y de los/as individuos, es el vivir conforme a las reglas y normas propias de la autoridad inmutables de la religión, el estado y del capital.

Con los textos elegidos se quiere proponer una forma diferente de enseñanza, basada, en el racionalismo y en el desarrollo de nuevas experiencias educativas que cuestionan con fuerza, las formas tradicionales de enseñanza y originan nuevos conocimientos.

Cuando se habla de profesores, maestros, educadores, trabajadores...se habla de todas aquellas personas que van a comunicar algún conocimiento nuevo. Para poder trasmitir los valores de libertad, éstos de verdad tienen que ser libres, con absoluta independencia para la elección de métodos nuevos adaptados a la naturaleza de cada enseñanza, a la variedad de las actitudes, con todos los elementos necesarios para un practicismo, no para producir loros ilustrados, sino para ofrecer una cultura universal, esa cultura que tanto se proclama y tan pocos quieren o adquieren.

El papel de la escuela en el sistema capitalista y en su mayoría los/as docentes, enseñan lecciones conformes a intereses de nacionalidad, de religión.... porque al final se reemplaza un dios por otro, la ley o la patria...(Reclús)

La utilización de una metodología de enseñanza repetitiva conlleva un embrutecimiento progresivo de los educandos. Por ello, estos textos destacan el papel activo del/a niño/a, él es el que debe apropiarse libremente de los libros, de la investigación, de la experimentación y de buscar sus relaciones con otros/as compañeros/as, para que se convierta en una búsqueda del trabajo útil, para un conocimiento crítico y una formación plena y completa.

La tesis que desarrolla el libro es que la oposición más directa al sistema estatal de enseñanza y más aún a las escuelas religiosas es crear nuestras propias escuelas. Escuelas basadas en ideas pedagógicas libertarias: educación integral, voluntad del sujeto para aprender, un fuerte cuestionamiento a la autoridad, laicas, mixtas... Con herramientas adecuadas para cada uno de los/as sujetos/as, con esto se puede formar personas con pensamiento crítico, creativos y sobre todo LIBRES para poder transformar el medio social que nos ahoga.

Reseña realizada por Rebeca.