Martes, 13 de noviembre de 2018|

4 visitas ahora

 

Una condena por pagar la fuga del anarquista que quería traer a la Armada

"Visto el testimonio dimanante de la pieza separada de la causa número 24.6 del registro de este año, del que resulta que el paisano Rubén Marichal López, en la primera decena de agosto último con pleno conocimiento de que el traidor Antonio Vidal* Arabi tenía una significación extremista destacada y de que si le favorecía la huida podía comprometerse, le facilitó la cantidad de mil quinientas pesetas para que lo verificase; teniendo en cuenta que tal conducta reprobable en épocas ordinarias, debe ser objeto de especial sanción en los momentos en que toda la sociedad se encuentra conmovida por el ataque de quienes quieren entregarla a los enemigos del orden, de la justicia y de la religión, y que el no denunciar a las autoridades los proyectos de evasión de un destacado elemento extremista que era lógico y racional suponer que iba a colaborar con quienes luchan contra España, y facultarle más tarde los medios económicos para verificarla, revela, no ya una falta de patriotismo y de educación cívica, sino un incumplimiento de los deberes que, como ciudadano de un Estado y como español, le imponen la ética y la Ley, sin perjuicio de las responsabilidades de orden criminal en que hubiera podido incurrir si se acredita que el denunciado sabía la participación que Vidal Arabi había tenido en el delito de traición perpetrado en esta capital y en la España en poder de los rojos.


Haciendo uso de la facultad que me confieren los artículos 58 y 47 de la Ley de Orden público,

ACUERDO imponer como impongo al paisano Rubén Marichal López una multa de diez mil pesetas por no haber denunciado a las autoridades el proyecto de evasión del antiespañol Vidal Arabi y otra de igual cantidad por haberle facilitado el dinero necesario para llevarla a efecto. Las veinte mil pesetas, suma de ambas sanciones, las deberá hacer efectivas en el plazo de dos días, a partir de la notificación: y dense por mi Estado Mayor las órdenes necesarias para cumplimiento. Santa Cruz de Tenerife, 19 de octubre de 1936".

DA
S/C de Tenerife

-------
* Vidal Arabi, militante anarquista, marmolista que tenía su taller junto al cementerio de San Rafael y San Roque, y del que los militares sublevados sospechaban que había participado en el intento de asesinar a Franco para frustrar el alzamiento.