Lunes, 21 de octubre de 2019|

5 visitas ahora

 

Los islamistas turcos masacran a los kurdos de Siria. EE.UU traiciona a sus aliados kurdos

De nuevo suenan las alarmas en Rojava y el Norte de Sira, pero esta vez lo hacen con más fuerza de lo habitual. En enero de 2018 se inició la Operación Rama de Olivo por parte del ejército turco, invadiendo así el cantón kurdo de Afrin en el norte de Siria y sumiendo a la provincia en un estado de guerra con constantes violaciones de derechos humanos que duran hasta hoy. Desde ese momento muchas han sido las alarmas que alertaban de que esa invasión podía replicarse a gran escala en todo el norte de Siria. En varias ocasiones hemos visto como el déspota neo-otomanista Erdogan hacía exhibiciones de fuerza en las fronteras con Siria desplegando todo su potencial bélico e intentando someter a la población de Rojava a una permanente guerra psicológica. Gracias a la gran diplomacia de la Federación Democrática del Norte de Siria y a la presencia de tropas de la coalición internacional y concretamente de EEUU, estas actitudes amenazantes del estado turco no han pasado de eso más allá de alguna acción anecdótica, pero desde hoy la situación sobre el terreno ha dado un vuelco poniendo bajo una gran amenaza a Rojava y a la Federación Democrática del Norte de Siria.

En la noche de ayer, domingo 6 de octubre, la Casa Blanca anunciaba mediante un comunicado que sus tropas ya no estarían presentes en el área, autorizando así la invasión “largamente planeada” del ejército turco sobre Rojava y la Administración Autónoma del Norte de Siria, aunque ha matizado que no participará en ella. De esta manera se da por eliminado el principal escollo para los planes expansionistas y exterminadores de Erdogan, que esta misma mañana ha empezado a mover tropas y bloques de hormigón para construir bases militares en la frontera con Siria. Esta acción de Estados Unidos y los vergonzosos tuits del presidente Donald Trump al respecto, podrían ser considerados como la enésima traición al pueblo kurdo, pero realmente en Rojava siempre se ha sabido que este momento llegaría -ha habido varios intentos previamente-, ya que el proyecto político de la Administración Autónoma del Norte de Siria es totalmente incompatible con los intereses imperialistas y capitalistas de los EEUU en oriente medio.

Desde la administración autónoma ya han dejado claro que no se piensan achantar ante las amenazas de guerra y que piensan defender el proyecto revolucionario en Rojava hasta el final, primero lo intentarán por la vía diplomática, pero si no queda otro remedio lo harán por la vía de la autodefensa. Parece ser que para el estado Turco solo hay una posible solución al conflicto y va a ser por la vía armada, con toda la miseria y destrucción que eso conlleva. Por el momento en Rojava ya han dejado clara su intención de defenderse, pero alertan, el ataque turco sobre el norte de Siria dará oxígeno a las células durmientes del ISIS que siguen actuando en el Escudo del Éufrates, que como bien sabemos guardan una estrecha relación con Turquía.

Más allá de la alianza coyuntural firmada en 2014 para recuperar Kobane y el resto del territorio, los kurdos de Rojava nunca han terminado de confiar en EEUU y es que es difícil confiar en un estado que es el máximo exponente de todos los valores de la modernidad capitalista -contra los que el movimiento kurdo lucha constantemente- y que por si fuera poco pone precio a las cabezas de los miembros del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistan). En el Kurdistán hay una famosa frase que dice “Nuestras únicas amigas son las montañas”. Lo cierto es que como anarcosindicalistas nos ha costado un poco llegar a conocer y solidarizarnos con el proceso revolucionario que desde años se está llevando a cabo allí, pero ahora estamos aquí para decirles que nunca vamos a dejarlas solas frente a los Estados, el fascismo y el capitalismo, que su lucha es nuestra lucha y que la solidaridad internacionalista es nuestra mejor arma como ya quedó claro en el 36.

Desde CNT pedimos máxima difusión a todo lo que suceda en los próximos días, que todo el mundo se entere que el Estado turco, en connivencia con la OTAN y los EEUU, está dispuesto a arrasar uno de los proyectos transformadores más importante de las últimas décadas, que ha conseguido poner en el centro la democracia radical, el feminismo, la ecología y la vida.

Pedimos también que difundáis y participéis en todas las convocatorias que tengan lugar el día que la ofensiva turca comience, también llamado “el día X”.

Si ellas están preparadas para resistir, nosotras también.

¡El día X, todas a la calle!

https://www.cnt.es/noticias/cnt-con...